Con juego, 4 mil niños y niñas de Cartagena, Tocancipá y Montería aprendieron sobre la importancia de hacer actividad física, comer de forma balanceada e hidratarse.