Las dos cámaras ubicadas en la parte trasera ofrecen un campo de visión de 270 grados cada una que permite instantáneamente leer las placas de los automóviles y enviar información a la central.