El Centro de Innovación de Visa en Londres se concentrará en el futuro del transporte e investigará nuevas tecnologías e integradores tecnológicos.