La automotriz surcoreana incorporará sensores ultrasínicos a sus modelos 2019 para detectar movimiento en los asientos traseros.