Pantallas con definición extraordinaria, sistemas de transmisión virtual y contenidos interactivos segmentados son las perspectivas que en ese año serán cotidianas para los consumidores.