Los jefes entran a trabajar de forma anónima en los puestos de menor nivel para descubri lo que realmente piensan sus empleados sobre ellos y sus empresas.