Los jugadores que se atrevan a explorar los lugares más recónditos del mundo real obtendrán una recompensa de 50 mil libras esterlinas (unos 71 mil dólares).