¿Cómo será la televisión en el 2025?

Escrito por 
Valore este artículo
(0 Votos)

Pantallas con definición extraordinaria, sistemas de transmisión virtual y contenidos interactivos segmentados son las perspectivas que en ese año serán cotidianas para los consumidores.

Desde sus primeras emisiones en 1927, la televisión ha evolucionado, pasando de ser un medio elitista a uno masivo, de funcionar sobre imágenes en blanco y negro a transmitir en colores, de ser análogo a digital y de mostrar imágenes de gran calidad a llegar a la hiperrealidad.

Esta industria, que en la actualidad está presente en 1.500 millones de hogares alrededor del mundo, enfrenta cambios frenéticos por cuenta de los más recientes avances tecnológicos que casi no permiten terminar de dar un paso en su camino, cuando ya se da otro.

Expertos del sector hacen un seguimiento de las cinco tendencias que ayudarán a los consumidores a dibujar cómo será la televisión en 2025.

4K

Aunque ya habitan en la mayor parte de los hogares del mundo, las pantallas dotadas con sistema 4K no han terminado de optimizarse, ya que no todos los productores de contenidos han logrado adoptar la tecnología para capturar, editar y emitir en esta resolución.

"Ahora, la mayoría de estos productores se encuentran frente al dilema de dar ese salto, considerando que ya se acerca a pasos agigantados el 8K, hecho que puede cambiar completamente sus proyecciones técnicas y financieras a cotro y mediano plazo", señaló Alejandro Pasika, CEO de GAD Electronics, empresa estadounidense desarrolladora de tecnología para televisión.

8K

Para incrementar la velocidad de la tecnología de la televisión, varias marcas comerciales ya comienzan a anunciar el lanzamiento de sus pantallas 8K, como es el caso del nuevo televisor OLED 8K de LG presentado en el CES 2018.

Al igual que las de 4K, estas pantallas crecerán en tamaño con medidas promedio de 70 pulgadas, trabajan con resolución de 7.680 x 4.320 píxeles, es decir, 16 vecesmás píxeles que un televisor Full HD. Además, estos televisores 8K impulsan el desarrollo del sonido con sistemas que tendrán que acomodarse para cambiar la experiencia de los televidentes.

High Dynamic Range (HDR)

Esta tecnología en pleno desarrollo definirá el futuro de la calidad de la televisión, cuyo objetivo principal es procesar las imágenes para abarcar el mayor rango de niveles de exposición en todas las zonas de la pantalla para crear un mayor realismo, reproduciendo colores más precisos.

El HDR brinda a los usuarios un mayor contraste entre colores oscuros y brillantes, y en general posee más colores que los televisores tradicionales, lo que virtualmente permite mostrar lo que la cámara realmente ve cuando graba o lo que vería el ojo humano.

Adicionalmente, esta tecnología permite un gran realismo y, en el caso de imágenes relacionadas con la naturaleza, proporciona una apreciación de árboles más verdes, cielos más azules y nubes de aspecto más definido porque hay más colores disponibles y un mayor contraste de color.

High Frame Rate (HFR)

Este tipo de tecnologías cambiará para siempre la forma de apreciar en televisión imágenes en movimiento como las escenas de acción o los eventos deportivos más destacados del mundo. El HFR aumenta el número de fotogramas en una imagen de video y pasa de los tradicionales 24, 25 o 30 cuadros por segundo (fps) a unos 100 o 120 fps.

"El resultado será una mejora en la captación y reproducción de movimientos rápidos o bruscos, como las típicas tomas de deportes, ofreciendo una visión más real y uniforme en lugar del movimiento espasmódico o desenfoque de movimiento que se da por la velocidad del objeto o el movimiento de la cámara", aseguró Pasika.

Transmisión IP

El proceso que en la actualidad usan plataformas de televisión por demanda para "transportar" sus contenidos es solamente una pequeña muestra del enorme potencial que posee esta tecnología, cuyo futuro apunta a eliminar el uso de los cables para llevar de un lado a otro las señales de audio y video en canales, estudios y productoras.

En el caso de las transmisiones en vivo y en directo, el gran desafío es el de la transmisión inalámbrica externa, por "aire", desde los centros de producción a partir del momento de la captación de la imagen hasta su destino en casa de los usuarios.

Cuando se logre esto, el "abaratamiento de los costos generales" de una producción posibilitará la creación de contenidos diferentes que generarán verdaderos cambios de cultura para quienes en ese momento se encuentren sentados frente a un televisor.

En términos de consumo, en América Latina, por lo menos 1 de cada 10 personas entre 20 y 30 años han tomado la determinación de cancelar la suscripción a sus servicios de cable para invertir sus recurso adoptando servicios por demanda. Entretanto, los consumidores de menos de 20 años también están cancelando sus contratos y el 10% de estas poblaciones nunca han contratado una compañía de cable.

Inicie sesión para añadir comentarios

Más noticias